Menú Cerrar

Descubre cómo armonizar tus emociones con la medicina floral

¿Qué es la medicina floral ?

La medicina floral es la medicina o terapia alternativa que utiliza preparados naturales para restablecer el estado emocional de las personas.

La medicina floral la desarrolló Edward Bach, quien catalogó 38 estados mentales negativos y formuló un remedio procedente de una planta o de una flor para tratar cada uno de estos estados.

A diferencia de la aromaterapia, en la medicina floral , las esencias no tienen aroma, ni perfume ni componente químico de la planta, solo contienen las vibraciones de las plantas y flores.

Flores de Bach clasificación

Las flores de Bach es la denominación genérica  de 38 preparados naturales no farmacológicos.

¿Cómo se preparan las flores de Bach?

Se elaboran a partir de una decocción o maceración en agua de flores maduras de diversas especies vegetales silvestres o naturalizadas.

Posteriormente, esta esencia es diluida en brandy, el producto que se obtiene se guarda en un frasco generalmente de cristal de color opaco, para su mejor conservación. Es diluido a proporción de 1:144 (esencia de flores/brandy); esta formulación no contiene principios farmacológicos activos, no es considerada como medicamento, por lo que no tiene acciones biológicas o fisiológicas.

la medicina floral propiedades

¿Cuáles son  las 38 flores de Bach que se utilizan en la terapia floral?

  • Agrimonia: ayuda a esconder los pensamientos atormentadores y la inquietud interior.
  • Álamo Temblón: Para miedos inexplicables o estados de ansiedad.
  • Haya: Intolerancia y falta de empatía hacia los demás.
  • Centáurea: trata la debilidad a no poder decir no.
  • Ceratostigma: trata las personas que no tienen en cuenta su propia opinión y buscan la de los demás.
  • Cesasífera: trata la tensión interna, cuando se está al borde de un ataque de nervios.
  • Brote de Castaño de Indias: indicada para los que no procesan las experiencias y siempre se encuentran  con los mismos problemas.
  • Achicoria: indicada para aquellos cuya actitud es posesiva, se entrometen en todo, imponen su ayuda y esperan gratitud.
  • Clemátide: para personas ausentes con pensamientos y poca atención o simpatía por su alrededor.
  • Manzano silvestre: indicado para cuando uno se siente contaminado interna o externamente, sucio o infectado.
  • Olmo: indicado para cuando el exceso de responsabilidad provoca una crisis de confianza en sus habilidades.
  • Genciana: para personas con escepticismo, dudosas, ligeramente desanimadas y actitud pronunciadamente pesimista.
  • Aulaga: para cuando uno está sin esperanza, ha renunciado, vive consciente o inconscientemente en el sentimiento de que ya no tiene ningún propósito.
  • Brezzo: para personas centradas en sí mismas. Buscan la compañía de cualquier persona.
  • Acebo: debido a una fuerte necesidad mental, uno es muy egocéntrico y está completamente ocupado consigo mismo.
  • Madreselva: para personas que viven en el pasado.
  • Hojarazo: para personas con sensación de cansancio con sólo pensar en lo que tienen que hacer.
  • Impaciencia: Para la impaciencia.
  • Alerce: indicada cuando uno tiene sentimientos de inferioridad, carece de confianza en uno mismo.
  • Mímulo: para la ansiedad y miedo de cosas conocidas y cotidianas; también para la timidez.
  • Mostaza: para cuando uno experimenta y sufre períodos repentinos de profunda tristeza.
  • Roble: para personas que trabajan incansablemente y por encima de sus posibilidades.
  • Olivo: para cuando te sientes totalmente agotado física y mentalmente y completamente agotado .Todo es demasiado.
  • Pine–Pino Silvestre: para cuando uno tiene sentimiento de culpa y tendencia a culparse por todo.
  • Castaño rojo: trata la preocupación excesiva y miedo por el bienestar de los seres queridos.
  • Heliantemo: trata el terror y el miedo extremo.
  • Agua de roca: para cuando uno es muy estricto consigo mismo, tiene puntos de vista fijos y suprime sus necesidades vitales.
  • Scleranthus: para los indecisos, cuya opinión cambia de un momento a otro.
  • Estrella de Belén: uno aún no ha lidiado con un shock mental o físico y lo procesó internamente.
  • Castaño dulce: trata el estado de desesperanza interna, se cree que ahora se alcanza el límite de lo que uno puede soportar.
  • Verbena: trata el exceso de entusiasmo por una causa, explotando sus fuerzas.
  • Vid: para cuando uno quiere hacer cumplir su voluntad, tiene problemas con el poder y la autoridad.
  • Nogal: brinda protección de influencias indeseadas. Ayuda a la adaptación.
  • Violeta de agua: indicada para personas reservadas que aparentan ser orgullosas y arrogantes.
  • Castaño blanco: para aquellos que sus  pensamientos circulan sin cesar en sus cabezas, y no puedes apagarlos.
  • Avena silvestre: está indicada para aquellas personas que no saben qué rumbo elegir en sus vidas.
  • Rosa silvestre: para personas apáticas y resignadas ante la vida.
  • Sauce: indicada en  personas que sienten pena de sí mismas,  y ponen la culpa en los demás , en algo externo al destino.

La medicina floral como terapia alternativa es segura y efectiva en el tratamiento de desequilibrios que afectan al cuerpo emocional.

El tratamiento con estos remedios florales, van cambiando los estados emocionales  y por ello habrá que ir cambiando los remedios y su dosis.

No olvides consultar a tu médico antes de comenzar un nuevo programa o terapia.

 

Artículos relacionados