Menú Cerrar

¿Qué es la meditación?

La meditación se usa en las terapia alternativas para acceder a un estado de conciencia donde se llega a la plena atención. Es una manera segura y simple de equilibrar los estados físicos, emocionales y mentales de una persona.

No es una técnica de relajación, ni tampoco de contemplación ya que se requiere energía para el objetivo que tenemos, y para ello se necesita tener un determinado control, no significa concentrarse ni evitar los pensamientos ya que el intento es un pensamiento, significa permanecer quieto y profundo dentro de uno mismo, mirando lo que sucede dentro y fuera. No sólo hay ruidos externos la mayoría proceden de nuestro interior.

La meditación sirve para expandir la conciencia y para romper con los patrones y comportamientos de pensamiento establecidos.

beneficios de la meditación

Resultado de algunos estudios en personas que comenzaron a practicar la meditación:

Aumentaron en sus cerebros la densidad de las células cerebrales en el hipocampo, que apoya los procesos de aprendizaje y memoria.

Aumentos en las regiones cerebrales responsables de la compasión y la autoconciencia.

La densidad de las células cerebrales en la amígdala disminuyó. La amígdala juega un papel importante en el procesamiento de la ansiedad y el estrés.

meditacion y sus beneficios

¿Qué beneficios tiene meditar?

  • Disminuye la presión arterial y la frecuencia del pulso.
  • La respiración se ralentiza y se profundiza, mejorando la oxigenación de todo el cuerpo.
  • Mejora el estrés la ansiedad y la depresión.
  • Desarrolla la inteligencia emocional y la empatía.
  • Mejora la memoria.
  • Mejora el sueño.
  • Mayor relajación en el día a día.
  • Mejora la concentración.

¿Cómo comienza una meditación?

  • Busca un lugar tranquilo donde no haya ruidos y no te puedan interrumpir.
  • Elige una misma hora para crear una rutina.
  • Siéntate cómodo, y mantén en todo momento la cabeza y la espalda recta.
  • Cierra tus ojos.
  • Sigue los 3 principales objetivos de la meditación:
    • Relájate, no luches contra tu mente, deja de controlarla y no te concentres en nada.
    • Observa, silenciosamente tu mente, no interfieras, mira de forma relajada lo que ocurre.
    • No emitas ningún juicio.

Ejemplo de una meditación vipassana

El objetivo principal es observar la respiración a través del movimiento que genera la inhalación y la exhalación, subiendo y bajando tu vientre.

Mientras observas este proceso, aparecerán pensamientos, emociones de amor, ira, sensaciones corporales, etc. Pretales atención, no los apartes de ti, no los valores, cuando puedas continua observando tu respiración.

Sigue en este estado durante al menos 40 minutos, si crees que es mucho tiempo, empieza por 15 minutos y ve incrementando el tiempo.

A medida que incorpores la meditación en tu día a día, sentirás que la mente se va silenciando, con ello desaparecen emociones negativas, dejas de identificarte con tus pensamientos, surge una gran claridad.

 

Artículos relacionados