Menú Cerrar

El Tai chi, un arte marcial que te lleva a la introspección

¿Qué es el Tai chi?

El Tai chi es una disciplina dentro de las artes marciales basadas en la filosofía taoísta de la existencia armoniosa.

Es un arte de la consciencia que consiste en encadenar una serie de movimientos lentos y continuos que facilitan la introspección y el flujo de energía en el conjunto del cuerpo.

De ahí que el Tai chi sea un estilo suave en el que domina lo mental, y por tanto haya sido definido como una meditación en movimiento.

La práctica del Tai chi conlleva múltiples beneficios en nuestra salud, es por eso que se encuadra dentro de las terapias o medicinas alternativas.

beneficios del taichi

Beneficios del tai chi en el :

Sistema nervioso

Su práctica regular requiere centrar la atención en lo que hacemos, sin hacer uso de la fuerza y eso implica un entrenamiento específico de nuestras células cerebrales.

La relajación obtenida provoca cambios en la química de nuestro organismo y en la circulación de la sangre.

Sistema cardiovascular

Su práctica permite disminuir el latido del corazón, la función ventricular mejora a la vez que se fortalece. Mejora la circulación periférica y la cerebral, mientras que la presión arterial se regula, mejorando la oxigenación del músculo del corazón, que previene la arteriosclerosis y otras enfermedades cardíacas. Combate el estrés la ansiedad e influye en la tasa de colesterol.

beneficios del taichi

Sistema respiratorio

Dado que se trabaja la respiración, se aumenta el volumen de ventilación pulmonar y alveolar, energetizando todo nuestro organismo, aumentando la oxigenación de la sangre y de todos los órganos y tejidos, así como la capacidad de resistencia corporal y física, finalmente reduce el cansancio y mejora la fisiología. Se favorece el drenaje de la vía respiratoria y esto es muy beneficioso para personas que padecen asma bronquial, bronquitis crónica, sinusitis, catarros y alergias.

La respiración abdominal garantiza una buena digestión y, al bajar el diafragma con la inspiración y subirlo con la espiración, los órganos internos, como el bazo, el páncreas y el estómago, reciben un masaje que los beneficia considerablemente.

Mejora la circulación de la sangre y favorece los procesos digestivos, mejorándose la evacuación intestinal.

Sistema digestivo

Tonifica el hígado y el páncreas. Regula el proceso intestinal y lo fortalece. Acelera la eliminación de heces y gases.

Sistema locomotor.

Fortalece los huesos y evita enfermedades como la osteoporosis. Aumenta la elasticidad de músculos, tendones y ligamentos.

 

 

Artículos relacionados